La participación de Jesulín de Ubrique en ‘Dos parejas y un destino’ ha dado para mucho. El marido de María José Campanario se ha mostrado más natural que nunca y en la aventura que ha compartido con Chenoa, Perico Delgado y la Terremoto de Alcorcón ha profundizado en su día a día con María José Campanario. A lo largo de las semanas que ha durado el programa, el torero ha hablado de sus momentos más difíciles con ella, su mujer ha aparecido ante las cámaras y ha confesado lo enamorado que está. Y la despedida la ha hecho por todo lo alto. Durante una conversación con Mónica Naranjo, que ha ejercido como anfitriona del programa, ha hablado de los momentos más íntimos que después de casi veinte años casado sigue viviendo con la madre de dos de sus hijos.

Artículo relacionado

Mónica Naranjo ha abogado en la mesa por tratar el tema del sexo con naturalidad. La cantante está harta de que se considere un tema tabú y ha animado a sus comensales a abordar esta cuestión. Ni corta ni perezosa, le ha preguntado a Jesulín de Ubrique cómo lleva este asunto con María José Campanario. El torero ha respondido sin ningún tipo de problema y ha asegurado que “yo soy muy fogoso con mi mujer”. Una confesión que ha ido más allá con sus siguientes palabras.

Jesulín de Ubrique

Jesulín de Ubrique habla de su relación con María José Campanario.

La 1

“A mí me pone como una moto”, ha dicho Jesulín de Ubrique sobre la pasión que siente por María José Campanario. Esto es algo que el matrimonio consigue mantener después de casi dos décadas juntos porque tal y como ha dicho, “van pasando las etapas pero yo lo disfruto al máximo. Lo disfruto más ahora que antes. Yo me entrego”.

Y de lo fogoso al romanticismo. Jesulín de Ubrique le ha contado a Chenoa cómo fue el instante en el que le pidió matrimonio a María José Campanario. “Fue algo muy dulce y muy rápido… Estaba delante de la persona que quería que estuviera a mi lado, que fuera la madre de mis hijos. Cuando lo tienes tan claro, no andas con rodeos, ni historias”, ha relatado.