Jessica Bueno no veía el momento de poder viajar hasta Sevilla para reencontrarse con su familia y amigos. Pero además, la estancia en su pueblo, Los Molares, tenía como incentivo ver el resultado de la impresionante reforma de su nueva casa. La modelo ha estado siguiendo día a día los cambios de su hogar desde la distancia pero a juzgar por su reacción ha quedado encantada con el resultado.

Artículo relacionado

Por el momento, solo nos ha enseñado parte de uno de los rincones más especiales de su dormitorio, nada más y nada menos que su vestidor: "Gracias por hacer realidad mi sueño", escribía nombrando a su marido Jota Peleteiro. Y es que este espacio nada tiene que envidiar a cualquier boutique de moda y es algo que muchas mujeres han deseado alguna vez en su vida.

Creado en color blanco, la habitación está repleta de muebles hasta el techo con tiradores de color dorado. La organización es evidente, todo el vestidor está diferenciado por zonas donde ha colocado camisetas, faldas, vestidos, camisas... por separado. Por si esto fuera poco, en la mitad del espacio hay un enorme joyero que hace la función de mesa que le da al lugar un toque de elegancia y sofisticación.

Jessica Bueno vestidor

Cinco años de discreto amor

Hace apenas un mes, Jessica celebraba su quinto aniversario de matrimonio con Jota Peleteiro. Un amor que nació de la manera más inesperada y que se ha convertido en la gran sorpresa de su vida. La modelo no dudó ni un instante en seguir los pasos del futbolista allá donde fuera necesario... Una profesión que le ha llevado a vivir en Eibar o Reino Unido entre otros lugares.

Mientras, la ex de Kiko Rivera sigue creciendo a nivel profesional y al margen de sus trabajos como influencer y modelo, la sevillana acaba de terminar con buena nota el tercer año del grado de Protocolo y Organización de eventos.