La modelo está viendo desde la distancia como el estado de alerta en España ha confinado a sus familiares y amigos en sus respectivas casas hasta nueva orden. Jessica Bueno está siguiendo el minuto a minuto de la evolución de esta pandemia desde Birmingham (Reino Unido) ciudad en la que reside junto a su marido, el futbolista Jota Peleteiro.

Artículo relacionado

Lamentablemente, el coronavirus también se ha extendido hasta la isla británica. Hace apenas dos días, el primer ministro inglés pidió a la población evitar todo "contacto no esencial" y los "viajes innecesarios". Una medida de confinamiento similar a la que estamos viviendo en nuestro país.

Vivir esta situación tan compleja lejos de su familia no está siendo fácil para la modelo sevillana que quiso enviar un emotivo mensaje a través de su perfil de Intagram en el que no pudo evitar mostrar una evidente tristeza: "Qué lejos te siento en estos momentos mi España querida. Pero todo esto pasará… pasará".

Jessica Bueno

Sin embargo, tener a sus dos hijos en casa le ha llevado a convertirse de manera 'obligada' en profesora y cocinera, al menos durante unas horas. "Mi hijo pequeño me dice 'sonríe mamá' y yo sonrío orgullosa con el gofre que he preparado para él #yomequedoencasa", escribió la propia Jessica junto a una instantánea del resultado final de una deliciosa merienda y es que a pesar de la evidente preocupación no se puede permitir que los más pequeños sean conscientes del problema.

Esta situación a consecuencia del coronavirus ha provocado que su hijo Francisco tampoco pueda viajar a España para disfrutar de las visitas estipuladas con su padre, Kiko Rivera, una situación complicada para el Dj que no sabe cuánto tiempo tendrá que estar sin ver a su hijo mayor: "Juntos saldremos de esta", afirmó el hijo de Isabel Pantoja a través de las redes sociales.