Jennifer López y Ben Affleck dieron la sorpresa hace una semana al celebrar su boda en Las Vegas. La pareja, en una celebración íntima y privada, se dio el sí quiero en un lugar súper especial y puso así la guinda a una historia de amor que comenzó hace dos décadas, que después se vio interrumpida, y que hace algo más de un año retomaron. Después de su boda ambos regresaron a casa porque la cantante tenía que cumplir con algún compromiso profesional. Pero ahora, por fin se encuentran disfrutando de su luna de miel en París.

Artículo recomendado

Todos los detalles de la boda de Jennifer López y Ben Affleck en Las Vegas con sus hijos como testigos

Todos los detalles de la boda de Jennifer López y Ben Affleck en Las Vegas con sus hijos como testigos

Jennifer López y Ben Affleck han elegido la capital francesa como destino de su primer viaje de casados. Allí se han dejado ver felices, enamorados y haciendo planazos en los que se han mostrado de lo más relajados. Uno de esos planes de los que han disfrutado en esta luna de miel ha sido el de dar un paseo en barco por el río Sena. Y no lo han hecho solos. Porque durante este primer viaje tras convertirse en marido y mujer les acompañan Seraphine y Violet, dos de las tres hijas de Ben, y Emme, uno de los hijos de Jennifer. Una nueva muestra de que han formado una bonita familia.

Jennifer López y Ben Affleck

Jennifer López y Ben Affleck durante su luna de miel en París.

Gtres

Los hijos de Jennifer López y Ben Affleck fueron de los pocos que conocían sus intenciones de casarse en Las Vegas e incluso se sabe que algunos estuvieron presentes en la ceremonia. Y ahora van a ser testigos directos de esta luna de miel que promete ser súper romántica. Después de esto, está en el aire la posibilidad de que la pareja decida pasar de nuevo por una boda y celebrar su amor en una ceremonia más multitudinaria y, quién sabe, quizás además de esta de París les espere una segunda luna de mil.