Jaime Peñafiel ha tenido una vida fascinante. Antes de convertirse en uno de los periodistas que más saben sobre las casas reales de todo el mundo tuvo otras muchas profesiones. Y su vida personal tampoco tiene desperdicio. Hoy ha visitado el programa de Toñi Moreno y ha revelado estos y otros muchos detalles.

Artículo relacionado

Peñafiel, antes de ser periodista fue minero. Sí, minero. A pesar de que nació en un carmen de Granada y tenía una vida muy acomodada quiso vivir la experiencia de ser minero durante dos años. Después se hizo periodista pero antes de especializarse en casas reales, fue reportero de guerra. Cubrió conflictos en Vietnam y Oriente Medio. Más adelante llegó su época de periodista de sociedad, que es su faceta más conocida.

Su vida personal tampoco tiene desperdicio. Sin embargo, vivió uno de los momentos más difíciles de su vida cuando murió su única hija. Sufría una fuerte adicción a las drogas y Jaime nunca se ha recuperado de aquello. "Me negué a ver a mi hija poco antes de morir. Fui un cobarde", ha confesado visiblemente emocionado.

Jaime también ha tenido tiempo de rememorar tiempos más felices. El periodista ha revelado cómo celebra cada año su aniversario de boda. Su mujer Carmen se pone el vestido de novia que él mismo le compró durante un viaje con el rey Juan Carlos a México 14 años antes de que se produjera el enlace. Ella vuelve a vestirse exactamente igual que aquel día "con el mismo sujetador y las mismas bragas", ha concluido entre risas.