Doña Letizia volvió a abrir la incógnita ayer. El encuentro con el presidente y la primera dama de México fue el momento elegido por la reina para rescatar de su joyero la sortija verde cuyo origen mantiene en vilo a los medios. Y es que, desde que la llevara por primera vez en septiembre de 2017, Letizia no se separó de la joya en casi tres meses. Una decisión que hizo a más de uno preguntarse qué significado tendrá y, después de guardarla una temporada, por qué ha escogido este compromiso social para volver a lucirla.

Los Reyes de España recibieron este 25 de abril a una de las parejas con las que mantienen mejor relación, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto y su mujer, Angélica Rivera. La primera dama del país azteca tiene mucho en común con Doña Letizia, ya que ambas tienen un pasado televisivo previo a convertirse en figuras institucionales y tienen un mismo diseñador de referencia. Tanto es así, que Rivera es conocida como 'La Gaviota' o 'La Letizia Mexicana' por el estilo y elegancia que comparten.

Artículo recomendado

La reina Letizia le da plantón al rey en pleno acto oficial

La reina Letizia le da plantón al rey en pleno acto oficial

Para la ocasión, la reina estrenó un abrigo rosa tipo trench, con motivos florales y botones. A juego fueron sus zapatos rosa palo y pendientes de cuarzo rosa y aventurina verde, y el misterioso anillo verde. La sortija, de brillantes y firma aún desconocida, es muy parecida a las de la línea ‘Emotion’ de Fabergé. Hay quien dice que la joya podría ser un regalo del Rey por el cumpleaños de Letizia o que su color podría ser la clave, ya que 'VERDE' sería el acrónimo de 'Viva el Rey de España' y la reina lo llevaría en apoyo a su marido.

Por otro lado, la última vez que los Reyes se encontraron con Peña Nieto y Rivera la reina también lucía la sortija. ¿Tendrá algún simbolismo al respecto? ¿Será, entonces, un regalo de la pareja presidencial a la monarca? Lo que sí es cierto es que, en su cuarto encuentro con el gobernante y 'La Gaviota', el segundo en Madrid y el primero en el que los Reyes son anfitriones, Doña Letizia y el Rey Felipe VI se mostraron cómplices y cercanos. Una actitud que acalla los rumores que generaron varios medios alemanes sobre la ruptura inminente de los monarcas, tras el desencuentro entre la reina Letizia y la reina emérita Sofía.