El cara a cara entre Miguel Frigenti e Isabel Rábago se convirtió en uno de los momentos más tensos de la última gana de ‘Secret Story’. Los excompañeros de ‘Ya es mediodía’ no pueden ni verse y pese a intentar convivir con cierta normalidad, terminaban enfrentándose con un durísimo cruce de acusaciones. Tras una noche muy movida, la periodista no podía ni levantarse de la cama. Algo que ha preocupado mucho a sus compañeros, que incluso ya pensaban en la necesidad de la presencia de un médico…

Artículo relacionado

“Has sido mala conmigo”, exclamaba Miguel Frigenti. El colaborador, en el punto de mira de la mayoría de sus compañeros, se arrancaba en un arrebato contra la que fue su compañera de plató, Isabel Rábago. La periodista se veía acorralada por las declaraciones de Frigenti, que destapaba el comportamiento de Rábago en las reuniones previas de ‘Ya es mediodía’. La colaboradora, eso sí, pedía resolver el asunto fuera del programa y que sus compañeros no se pronunciasen.

Esta mañana, los compañeros se preocupaban al ver que Rábago no podía levantarse de la cama. Fiama incluso pensaba ya que si esto seguía así, la organización avisaría al médico. “Hay gente que se dedica a jugar con la vida de la gente”, afirmaba tajante Lucía Pariente, que ha roto ya toda intención de acercamiento con Miguel Frigenti. La madre de Alba Carrillo afirma que el colaborador es incapaz de ser buena persona en ningún momento.

Isabel Rábago

Isabel Rábago, a cuadros con las palabras de Miguel Frigenti.

Telecinco

Frigenti no se ha ganado el cariño de muchos de los habitantes de la casa de ‘Secret Story’ tras la última gala. Pese a contar con el apoyo de Cristina Porta y de los Gemeliers, incluso Luca, hasta ahora más cercano a él, no ha dudado en poner algo de distancia. ¿Terminará arrepintiéndose y reencontrándose con algunos de los que hoy son críticos con él?