Mientras llega el momento en que Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera se reencuentren para poner las cartas sobre la mesa, sin trucos, y limar asperezas, cada vez se va arrojando más luz sobre el motivo de su enfriamiento y el detonante que habría agrietado una de las relaciones maternofiliales más carismáticas del mundo del corazón. El móvil económico va tomando cada vez más fuerza entre los analistas del conflicto entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera, y la herencia de Paquirri se encontraría como el motivo que habría hecho estallar la guerra entre ellos.

Artículo relacionado

Apoyándose en lo que han ido contando Paloma García Pelayo y Gema López, Antonio Rossi ha aportado nueva información que apunta directamente a Cantora, icónica propiedad, símbolo de la mediática saga familiar que a la tonadillera y al dj les quedó en herencia tras la muerte del torero.Kiko Rivera y su madre Isabel Pantoja llevan semanas protagonizando tensas conversaciones y, a la que se ha referido el periodista en 'El programa de AR', tuvo lugar "a principios de septiembre" y podría considerarse "el punto de inflexión que aviva el enfriamiento entre ellos".

La nota disonante durante esa discusión la introduce Kiko Rivera cuando, "ante las circunstancias que está pasando, se lamenta de que es una pena que no pueda disponer de la herencia de su padre", es decir, Cantora, de cuya propiedad, Kiko tiene el 49% y su madre el 51%. Y aquí llega el momento en que Isabel Pantoja, su propia madre, se convierte en el gran escollo para ejecutar sus planes. "Mientras que para Kiko Rivera sería su salvavidas absoluto, a la madre la pone en una situación complicadísima". El detalle lo ha señalado también Rossi: "Kiko ya se liberó de la deuda con Hacienda con su participación en 'GH Dúo', pero la que queda todavía con asientos es la de Isabel Pantoja. Es decir, ella tendría que deshacerse de otras propiedades". Y no son pocas: el piso y los locales de Sevilla, la casa en El Rocío, los dos áticos de Fuengirola... "Podría arreglar aquello o hipotecar el resto, jugar con sus propiedades", apunta el periodista.

Artículo relacionado

Sin embargo, la herencia no sería lo único que habría enfrentado a Kiko Rivera e Isabel Pantoja. Y es que, después de que el dj deslizara su deseo de disponer de la herencia de su padre, entran en juego terceras personas, "muy cercanas a Isabel" que enfrentan a la tonadillera contra su hijo, "diciéndole que qué locura está planteándote tu hijo y diciéndole que tiene que pararle los pies a su hijo, porque ya le ha pagado bastante". Una intervención que provoca el cabreo del hermano de Isa Pantoja, pues no entiende que "haya gente que no tiene por qué opinar sobre esto, que es una cosa entre ellos, porque es la herencia de su padre, enfriando aún más la relación".

Madre e hijo tienen pensado verse las caras cuando la situación actual sea más favorable. ¿Conseguirán llegar a un acuerdo respecto a la herencia que les tiene enfrentados, sin interferencias externas?