Isabel Pantoja está viviendo uno de los momentos más duros de su vida. Completamente destrozada, la cantante se ha despedido del pilar de su vida, su madre doña Ana, que ha abandonado Cantora a media tarde de este miércoles en un coche fúnebre acompañada de su hijo Agustín Pantoja pero sin Isabel.

Artículo relacionado

La muerte de doña Ana llega en el peor momento para Isabel Pantoja, que está completamente desolada. La tonadillera temía muchísimo que llegara este momento de tener que decir adiós a su progenitora y lo hace cuando la ruptura con sus hijos es total. Kiko Rivera ha dado un paso al frente y ya está rumbo a Cantora para reencontrarse con su madre. Será en la finca que ha separado sus caminos donde madre e hijo pueden plantar la semilla de una reconciliación tras muchos meses sin verse ni hablarse, y es que Isabel ha evitado por todos los medios protagonizar la imagen de este reencuentro con su hijo Kiko frente a las cámaras en el tanatorio.

Isabel Pantoja
Gtres

Isabel Pantoja no ha ido al tanatorio y ha velado el cuerpo de doña Ana en su hogar durante todo este miércoles. La abuela de Kiko Rivera será incinerada en el tanatorio de Jerez pero no habrá misa ni responso en su memoria. De esta forma, Isabel Pantoja no verá expuesto su dolor y sobre todo su reencuentro con sus hijos en este momento especialmente delicado para ella y vivirá todo su duelo en la más estricta intimidad. Doña Ana, tal y como ha informado el periodista José Antonio León en 'Sálvame', no tendrá misa ni tampoco sala en la que velarla ya que sus hijos no han contratado este servicio. En el tanatorio de Jerez, en palabras del reportero, solo será incinerada.

Artículo relacionado

Isabel Pantoja no va a estar presente en el último adiós a su madre. Un acto en el que tan solo estarán sus hermanos. Bernardo y Agustín sí se han desplazado hasta el tanatorio mientras Isabel ha dado orden de que nadie vaya a Cantora a darle el último adiós. Sí podría recibir la visita de sus hijos, Kiko e Isa Pantoja, que han viajado desde Lanzarote para despedirse de su abuela junto a Anabel Pantoja, que se casa el próximo viernes en La Graciosa.