Giro de 180 grados en la guerra de Cantora. Kiko Rivera, muy afectado por la muerte de su abuela Ana Martín este miércoles a los 90 años, ha tomado una decisión difícil, pero lógica. Lo hace por él, pero también por dos de las mujeres más importantes de su vida: su abuela y su madre, Isabel Pantoja. La pérdida de doña Ana ha precipitado el regreso de Kiko Rivera a Cantora. "Es momento de apartar ciertas cosas y tirar para adelante", han sido sus explicaciones en un audio a Kiko Hernández.

Artículo relacionado

Para el hijo de Isabel Pantoja no hay marcha atrás. Aboga por una tregua, porque las circunstancias exigen que todos los miembros del clan Pantoja estén a la altura y aparquen los rencores, los reproches y las tensiones que se han venido produciendo entre ellos durante este año. Kiko Rivera quiere abrazar a su madre, porque conecta con el dolor desgarrador que está sintiendo, a pesar de que le ha privado del último adiós a su abuela y de preocuparse de su estado de salud mientras ha estado enferma.

"He tomado una decisión porque no puedo estar aquí", decía con nerviosismo en el audio que el Dj ha mandado al colaborador de 'Sálvame'. "Se me ha muerto mi abuela, pero a mi madre sea de la manera que sea se le ha muerto su madre", reconocía con emoción.

Artículo relacionado

"Voy a ir a Cantora, independientemente de si mi abuela está incinerada o no", anunciaba contra todo pronóstico, al fin. La incertidumbre de lo que pueda pasar cuando llegue a la finca familiar está ahí para Kiko, quien asume alguno de los escenarios que se podrían dar al viajar de La Graciosa a Cádiz: "Si me dejan pasar, le daré un abrazo a mi madre y me iré. Y si no me dejan pasar, iré igualmente". Antes de finalizar el audio, el hijo de la tonadillera ha expresado su deseo de hacer un paréntesis en la guerra que mantiene con su madre, y después del mensaje que ha compartido en 'caliente' en su Instagram, nada más enterarse de la triste noticia: "Es momento de apartar ciertas cosas y tirar para adelante". Y ha reiterado: "Y ahí voy a estar".

Kiko Rivera ha viajado con su prima Anabel Pantoja, su hermana Isa Pantoja y Raquel Bollo, desde La Graciosa. Según informan en 'Sálvame', llegan a Sevilla al filo de la medianoche y pondrán rumbo a Cantora. El dj ha pedido además estar rodeado de gente de su confianza.