Aunque ha permanecido callada el nombre Isa Pantoja ha estado en el candelero desde el famoso cumpleaños de Isabel Pantoja en Cantora y su explosivo encuentro con el ganador de 'Supervivientes 2019', Omar Montes. La hija de Isabel Pantoja tiene una opinión muy clara sobre su encuentro con su ex pareja en el evento familiar tras rogar que no fuera así, y sobre todo al ver la actitud sin contemplaciones de su hermano Kiko: "La presencia de Omar en Cantora fue una provocación", ha dicho tras romper su silencio.

Artículo relacionado

Isa Pantoja está rota y perdida, no entiende las razones de tantos feos por parte de su familia, especialmente de su hermano Kiko Rivera. El Dj hacía unas declaraciones el pasado fin de semana sobre el tema Omar-Isa que, como era de esperar, no han hecho "sino más leña del árbol caído".

A punto de llorar, Isa Pantoja ha roto su silencio en 'El programa del verano', en el que trabaja, y tiene las cosas muy claras: "Yo esta vez no voy a pedirle perdón, hay cosas que me avergüenzan. Espero que algún día se dé cuenta", ha dicho refiréndose a la actitud de su hermano y sus últimos zascas en televisión. Y ha añadido: "Él a mí me sigue faltando el respeto, siempre tira por lo de la sangre".

Isa, eso sí, ha querido aclarar que fue ella quien llevó a Omar como su pareja hace un año al cumpleaños de la tonadillera en Cantora y que en ese momento el de Pan Bendito no era tan amigo de su hermano, tirando por tierra los argumentos de Kiko. "Yo le decía a Omar que lo único que quería mi hermano era hacer una canción con él", ha comentado.

Así, ha relatado cómo vivió su encuentro con el ganador de 'Supervivientes' en su casa. "Asraf quería irse, pero le pedí que se quedara para acompañarme en un momento tan delicado. Lo hice por mi madre, es lo que querían, que nos fuéramos". Isa Pantoja no entiende por qué ocurrió esto cuando le dejó claro dos días antes a su hermano por mensaje que no quería encontrarse con Omar en la fiesta.

Muy triste, Isa Pantoja ha reconocido hablar "desde el dolor". "Están muy arriba, pero la vida da muchas vueltas. Hace cinco años estaba embarazada, no me hablaba con mi familia y no podía comprar ni pañales, ahora puedo comprar cinco paquetes de pañales y muchos más. No me avergüenza decirlo, las cosas cambian", ha contado a sus compañeros.

Isa, para finalizar, no ha ocultado la rabia e impotencia que le da esta situación. "Tenemos cosas en común, siempre le he visto como mi hermano mayor, siempre le he utilizado para hacer cosas sin que mi madre se enterase. Hay cosas que me duelen de parte de mi hermano, pero si pierdo el vinculo con mi hermano, me trastoca la vida". Y es que "no es la pelea más fuerte" pero sí un motivo que le duele mucho. "Si pierdo la conexión con mi hermano, me duele, no estoy bien. Con mi madre estoy acostumbrada pero con mi hermano no", ha terminado con los ojos llenos de lágrimas.