La entrevista de Kiko Rivera en 'Viernes Deluxe' acabó con un duro enfrentamiento entre el dj y su prima, Anabel Pantoja. Kiko es incapaz de entender que Anabel, que es para él como una hermana, no haya sido capaz de sentarse con él al menos para escuchar sus razones para estar enfrentado a su madre, Isabel Pantoja. Su cara a cara en televisión ha sido devastador para ambos y ha habido consecuencias directas, pero no solo para ellos, también para Irene Rosales.

Artículo recomendado

Irene Rosales, conciliadora, dedica unas palabras a Jessica Bueno en 'Viva la Vida'

Irene Rosales, conciliadora, dedica unas palabras a Jessica Bueno en 'Viva la Vida'

"Está agotado", ha contado Irene Rosales en 'Viva la Vida'. La mujer de Kiko Rivera ha confesado que no fue capaz de ver la entrevista en directo porque se puso muy nerviosa. De hecho, envió un mensaje a ambos antes de que empezase el programa pidiéndoles por favor que evitaran una situación así. "Cuando me he levantado y he visto los titulares no me lo podía creer", ha dicho Irene, que ha compartido muy dolida: "Hoy estoy triste".

Irene Rosales
Telecinco

Irene Rosales ha aconsejado a su marido parar un poco el ritmo y dejar de dar entrevistas. "Luego le viene el bajón", ha explicado. Kiko Rivera ha empezado por 'retirarse' de las redes sociales. "Me da mucha pena que mi marido tenga que estar así. ​Kiko es mi marido pero yo a Anabel la quiero mucho y sé que los dos están sufriendo, lo que más me gustaría del mundo es que se reconciliasen", ha dicho.

Anabel Pantoja, por su parte, también está muy dolida después de que Kiko le dijera en directo que no está "a la altura" en esta situación familiar tan complicada. "El principal problema desde el primer día de los dos es no haber tenido esa conversación fuera. El problema de la comunicación es de siempre", ha explicado Irene.

Kiko Rivera Anabel Pantoja

Kiko Rivera y Anabel Pantoja han evidenciado su distanciamiento.

Telecinco

"Si te digo que estoy bien te estoy mintiendo. No estoy nada bien, es una situación muy dolorosa y difícil. Es mi marido y sé lo que está sufriendo desde hace ocho meses", ha terminado sin poder evitar su dolor.