Irene Rosales ha dado la cara, una vez más, en 'Viva la Vida' tras la enésima polémica de su suegra Isabel Pantoja. La sevillana apoyaba públicamente a su marido, Kiko Rivera, después de que este compartiera el enorme feo de su madre tras 'eliminarle' del ramo de flores que cada año la tonadillera envía al torero de Barbate por su cumpleaños. Este domingo, Irene ha podido hablar largo y tendido de cómo vivió este nuevo bajón del padre de sus hijas.

"Para Kiko son días muy señalados. Es cierto que la madre siempre se había encargado de poner tu esposa e hijo. Él unos días antes ya me lo comentó. Yo le dije pues no te preocupes que nosotros el día del cumple de tu padre vamos con las niñas y le ponemos unas flores. Me dijo bueno ya veremos", ha explicado Irene Rosales.

Artículo relacionado

Kiko Rivera se sintió muy ofendido por este detalle de Isabel Pantoja con él en una fecha tan señalada para ambos y llevando su guerra hasta el recuerdo de Paquirri. Tal fue su enfado que llegó a llamar a su madre en redes sociales "ruin y rastrera". Luego, el dj pidió perdón a su padre: "Perdón por el alboroto papá. Te amo por encima del mundo. No mereces nada de lo que mamá está haciendo, pero tranquilo todo estará en orden dentro de poco".

Irene Rosales

Irene Rosales, en 'Viva la Vida', habla de las polémicas familiares.

Telecinco

Irene Rosales ha explicado a Emma García en 'Viva la Vida' que su marido está muy sensible con todo lo que está pasando y que esto pone la guinda a todo ese dolor: "él se esperaba que la madre iba a quitar su nombre... Es un paso frío que tú tengas que llamar y decir quita hijo y poner solo tu esposa, y eso es lo que a él le duele". Y ha explicado lo que de verdad ha dolido a Kiko Rivera de esta última polémica para zanjar el tema: "A él, como hijo, no deja de dolerle ese gesto con su padre".

Kiko Rivera 01

El ramo que Isabel Pantoja ha enviado 'olvidando' a su hijo

Instagram @riverakiko

Kiko Rivera está cada vez más alejado de su madre y la reconciliación de ambos, a estas alturas, parece casi imposible. "Dije que no volvería a callarme nada. Solo quiero que sepáis que yo sigo adelante y feliz de tener la familia que tengo. Mi mujer y mis hijas", decía el hijo de Isabel Pantoja tras el último movimiento de la tonadillera.