La vida continúa para Irene Rosales después de tener que hacer frente a la pérdida de su madre, Mayte Vázquez, quien falleció el pasado jueves 6 de febrero después de una dura lucha contra el cáncer. La mujer de Kiko Rivera, devastada por los últimos acontecimientos, intenta volver poco a poco a la normalidad y asimilar el duro golpe que le ha dado la vida.

Artículo recomendado

Isa Pantoja entierra el hacha de guerra con Kiko Rivera por el día de su cumpleaños

Isa Pantoja entierra el hacha de guerra con Kiko Rivera por el día de su cumpleaños

Irene se ha refugiado en sus familiares y amigos para poder paliar el enorme dolor que siente en estos duros momentos. Su marido, sus hijas y sus personas más cercanas se han convertido en su mejor medicina. Junto a ellos celebraron el pasado domingo 9 de febrero el cumpleaños de Kiko Rivera, quien alcanzó los 36 años.

Unos momentos muy duros en el que Irene ha querido acordarse de todos sus seguidores de las redes sociales, a los que ha querido dar públicamente las gracias. La mujer de Kiko Rivera ha roto su silencio tras la muerte de su madre y ha compartido un mensaje en la sección de stories de su perfil de Instagram.

Irene Rosales madre

“Familia, quería daros las gracias a todos por los mensajes de apoyo y ánimo. Ahora mismo no tengo fuerzas para agradecéroslo uno a uno, pero desde aquí os quiero mandar un besazo enorme. No es mi mejor momento, quizás dirían que el peor de mi vida, el dolor me tiene bloqueada y apagada, pero es cuestión de tiempo. Sé que llegará el momento en el que me haga a ello, pero pedirme eso ahora a mí mima es venirme abajo. Os mando un abrazo de todo corazón y espero que entendáis mi situación. Os quiero”, ha escrito Irene.

Artículo recomendado

Irene Rosales saca fuerzas tras el adiós a su madre y celebra el 36 cumpleaños de Kiko Rivera

Irene Rosales saca fuerzas tras el adiós a su madre y celebra el 36 cumpleaños de Kiko Rivera

La vida sigue pero con mucha triste para Irene Rosales, quien a finales de diciembre se rompía en directo en ‘Viva la vida’ al confesar que en su casa las cosas no estaban bien. Su madre se encontraba “malita” y ella no se separaba de su lado ni un momento. Ahora tendrá que vivir sin su “estrella” pero está rodeada de personas que la quiere, tal y como le han demostrado en los últimos días.