Hace ya un año que Iker Casillas y Sara Carbonero se separaron. Desde entonces, el futbolista está centrado en su trabajo, en sus hijos, y en rehacer su vida. Y como no podía ser de otra forma tratándose de él, en su rutina no falta el deporte. Aunque ya no juega al fútbol de forma profesional, el que fuera portero del Real Madrid da mucha importancia a llevar a cabo una vida saludable en la que no falta una rutina de ejercicios. Algo imprescindible para mantenerse en forma y más después del infarto que sufrió hace ya casi tres años. Ahora ha aprovechado uno de esos ejercicios para presumir de cuerpazo con una significativa reflexión.

Artículo recomendado

Sara Carbonero recupera la ilusión con Nacho, el joven músico con el que podría haber iniciado una relación

Sara Carbonero recupera la ilusión con Nacho, el joven músico con el que podría haber iniciado una relación

Iker Casillas ha compartido en Instagram una fotografía en la que aparece sin camiseta y haciendo pesas. En ella se puede ver al deportista súper motivado y demostrando que pese a que ya no tiene que llevar a cabo una disciplina tan estricta como cuando saltaba al campo de juego, sí que sigue manteniéndose. El exmarido de Sara Carbonero no ha querido dejar pasar la oportunidad de hacer un comentario sobre su cuerpo con el que ha demostrado que lo luce “sin miedos". El futbolista ha comentado que “no tengo el cuerpo más musculoso del mundo, pero eso no me ha importado jamás”.

Iker Casillas

Iker Casillas durante su rutina deportiva.

Instagram @ikercasillas

Además, a través de esta imagen en la que aparece dándolo todo ha asegurado que lo que le importa de su físico es “cuidarlo”. Algo que no piensa dejar de hacer porque le ayuda a sentirse mejor por fuera y por dentro. Esta foto llega tan solo unos días después de que Iker Casillas haya regresado de sus vacaciones de Semana Santa. El futbolista ha hecho una escapada a la playa en la que se ha mostrado de lo más relajado y con la que también ha quedado claro que está en un momento de su vida en el que se está cuidando como nunca para ser feliz.