Hugo Sierra se ha trasladado hasta Madrid junto a Ivana Icardi para llevar a cabo una serie de gestiones personales que pasan por recoger a su hijo Martín para pasar los próximos días juntos. La pareja está viviendo una luna de miel por adelantado y es que no pueden estar más felices. Parece que esa segunda oportunidad que dieron a su amor ha merecido mucho la pena.

Artículo relacionado

Para estos días en la capital la pareja ha querido volver a un lugar del que el uruguayo no guarda muy buenos recuerdos: el complejo 'La Cigüeña', mismo espacio donde se celebró la final de 'Supervivientes 2020' y donde Jorge Pérez se convirtió en el flamante ganador de la edición. Solo hay que echar la vista atrás dos meses para recordar como Hugo Sierra perdía la batalla contra el exguardia civil y después, debido a la rabia por el resultado, prefirió no personarse en la ceremonia final. Sin embargo, el tiempo lo cura todo y tal y como reconoció el propio superviviente en exclusiva a Lecturas, un día más tarde le pidió perdón a su compañero y no dudó en darle su más sincera enhorabuena: "Fui demasiado duro, no me justifico con nada, me equivoqué".

Ahora parece que le ha cogido cariño a las cabañas de madera del complejo hotelero y ha querido que Ivana también conozca ese enclave natural tan especial para él. La pareja ha disfrutado de unos días de descanso que han compartido a través de las redes sociales.

Hugo Sierra e Ivana Icardi

La química que existe entre ellos es innegable y es que ambos comparten gustos por el mar, el sushi... o incluso la música. Y es que aprovechando un momento de relax fue Ivana quien le puso a Hugo su música favorita, la cumbia argentina. El ex de Adara no se esconde a la hora de reconocer que está muy enamorado de la que fuera su compañera de concurso y no tiene ojos para ninguna otra mujer. ¡Viva el amor!