Han pasado más de seis meses desde que la luz de Camilo Sesto se apagara para siempre y la polémica en torno a su herencia sigue vigente. Su heredero universal fue su hijo, Camilo Blanes, quien ha preferido mantener silencio desde el primer momento y no desvelar a qué dedicará ese potencial patrimonio que el artista le dejó tras su muerte.

Artículo relacionado

Desde el primer momento se habló de que el primer paso del joven sería lanzar un disco que tenía grabado antes de la muerte del artista, pero tal y como desvela Vanitatis, Blanes ha decidido tomarse un respiro y hacer las cosas con tranquilidad, sin ningún tipo de prisa. Al parecer, su prioridad sería resolver todo lo relativo al legado económico y artístico de su padre, como el museo en homenaje a Camilo Sesto en Alcoy, que afortunadamente ya se ha llevado a cabo tras el enfrentamiento con el mánager del artista, Eduardo Gervós.

Camilo Sesto Camilo Blanes

Lo que parece haberse quedado, de momento, en el olvido es su sueño de sacar un disco en España. Tal y como informa dicho medio, Blanes no tiene prisa por retomar su faceta como cantante y ha mostrado su deseo de no abordar ningún proyecto profesional por el momento.

Esta decisión tampoco sorprende ya que el hijo de Camilo Sesto tiene liquidez suficiente como para vivir de manera relajada durante muchos años. Se cree que el valor total del patrimonio del desaparecido artista entre propiedades y activos financieros sería de unos 8 millones de euros, una cuantía que se incrementa cada año gracias a los derechos de autor.

Mientras tanto, Blanes disfruta de una vida tranquila en el ya conocido chalet de Torrelodones del cantante y sigue al margen de los medios de comunicación.Tampoco hay noticias de la relación que mantiene actualmente con su madre, Lourdes Ornelas, quien mostró públicamente su preocupación por la 'mala vida' que estaba llevando su hijo.