Los problemas de salud de María Jiménez le dan una tregua a ella y a su familia. La cantante parece que remonta y presenta una mejoría desde que las complicaciones en el postoperatorio de la intervención a la que se tuvo que someter de urgencia por un problema digestivo la tiene ingresada desde la segunda quincena de mayo.

Su hermana, Isabel Jiménez, se ha pronunciado a propósito de la salud de María y ha sido la que ha confirmado las buenas noticias que llegan desde el hospital Virgen del Rocío de Sevilla al que fue trasladada hace unos días y donde continúa hospitalizada.

Artículo relacionado

Desde el arranque de El Rocío del barrio sevillano de Triana, Isabel ha confirmado que María Jiménez ha mejorado y está consciente. "Está totalmente consciente. Ella me mira, me quiere hablar pero no puede de momento. La verdad es que ha sido un subidón lo que nos ha dado", afirmaba esperanzada.

La hermana de la intérprete de 'Se acabó' quería darle una sorpresa y acudía a la procesión para grabarla y enseñársela después en el hospital. "Si no fuera porque mi hermana tiene la mejoría que tiene, yo no estaría aquí. Como ayer me dio una alegría aquí estoy, le voy a grabar un poquito para cuando llegue al hospital", contaba en un animado tono de voz.

No cabe duda de que esta reacción positiva de María, después de la angustia a la que ha sumido a todos su círculo íntimo, ha supuesto un revulsivo para todos.

Isabel reconocía que la cara ya se le ve "diferente", reflejo de que remonta. "Ya veréis como ya mismo está aquí. Si no fuese así aunque la estén matando todos los días", dijo finalmente con ironía.