Aunque lleva tres años al lado de Kiko Matamoros, Marta López Álamo siempre ha preferido mantenerse al margen de la televisión y todo lo que eso conlleva. ¡Hasta ahora! La participación del colaborador en 'Supervivientes 2022' ha empujado a la modelo a la primera línea como su defensora y a juzgar por el efecto que ha tenido su exposición mediática no le ha ido nada mal.

Artículo recomendado

Marta López Álamo aclara, por fin, todo sobre los rumores de su embarazo en 'Supervivientes'

Marta López Álamo aclara, por fin, todo sobre los rumores de su embarazo en 'Supervivientes'

Kiko Matamoros se ha convertido en uno de los protagonistas de la edición y eso implica que su defensor en plató tenga mucha más presencia. Por el momento, Marta ha sido el único familiar que ha tenido la oportunidad de viajar hasta Honduras y no puede estar más feliz con la experiencia. Desde que diera comienzo el reality hasta ahora, la influencer ha sumado un total de 10.000 seguidores, una cifra que le ha hecho superar los 300k en esta red social que es uno de sus focos de ingresos más importantes.

Kiko Matamoros y Marta López Álamo

Kiko Matamoros y Marta López Álamo se reencuentran en 'Supervivientes'.

Telecinco

Artículo recomendado

Kiko Matamoros y Marta López Álamo, felices y enamorados, celebran su despedida de solteros en 'Supervivientes'

Kiko Matamoros y Marta López Álamo, felices y enamorados, celebran su despedida de solteros en 'Supervivientes'

Pero lo más importante es que la imagen pública de Marta López Álamo ha cambiado de manera sustancial. La modelo, de 25 años, ha tenido que soportar a lo largo de los años como la tachaban de aprovechada por estar con un hombre mucho mayor que ella. Críticas a las que no les daba la menor importancia y que ahora han tenido su respuesta. Su educación, dulzura y serenidad han sido muy aplaudidos por el público. Todo esto sumado a su romántico encuentro con Kiko en los Cayos Cochinos que confirmaba (por si a alguien el cabía alguna duda) que su amor es muy real.

Eso sí, si algo tiene claro Marta es que la televisión no es su medio y con el fin del concurso ella volverá a dar un paso atrás para volcarse en su trabajo como modelo e influencer.