Gloria Camila se ha abierto en canal con sus seguidores en 'Mtmad' y ha confesado cuáles eran sus complejos y temores. Aunque en las redes sociales siempre la veamos feliz y con una sonrisa de oreja a oreja, la hija de Ortega Cano y Rocío Jurado ha hablado largo y tendido de la época más triste de su vida y que la llevó a caer en una depresión. Cogió mucho peso y no sabía cómo controlarlo.

Artículo relacionado

“Me acomplejé bastante con engordar y adelgazar. Siempre he sido de constitución delgada y lo podéis ver por cómo era de pequeña, que era como un palillo. Pasé una época muy mala en mi vida y todo lo que sufría lo sufría mi cuerpo. Y creo que todos sabéis de lo que hablo”, cuenta Gloria Camila.

Entonces no supo cómo bregar con la situación y usó su cuerpo “como escudo”. “Comía, tenía muchísima ansiedad, me agobiaba y estaba muy triste. Comía todo lo que me daba la gana y también es verdad que los fines de semana bebía mucho alcochol y no era consciente del año que le estaba haciendo a mi cuerpo. En dos meses engordé 10 kilos de golpe”, aclara.

Los kilos podían con ella

Probó mil dietas e intentó comer sano pero no podía con la ansiedad. "Tuve que hacer Reiki e ir al psicólogo. Y esa es la razón por la que fui a 'Supervivientes' porque me quería quitar esos kilos de más, despejarme y quitarme todo lo malo que tenía. Perdí 10 kilos y me fue genial. Y luego perdí más”, comentó.

Se obsesionó, pero eso ya es pasado. Ahora lleva una vida más sana, hace deporte pero no se mata en el gimnasio y los fines de semana se da caprichos.

Y sus otros miedos

Además también ha hablando de otras cosas a las que teme. “Mi mayor miedo es perder a mi padre y a mis hermanos.Tengo miedo a fallarles y a perderles. Yo no soy consciente de que el día de mañana no voy a tener a esas personas. El día que pasé, que ojalá no sea pronto, me muero”, reconoce.