La Rebe ha decidido coger las riendas de su vida y su último gesto lo corrobora. En la nueva entrega de 'Los Gipsy Kings' que se ha emitido este viernes por la noche en Cuatro, hemos visto cómo acepta la propuesta profesional más importante de su vida y que marcará el salto definitivo de su carrera como influencer. ¡La Rebe se va a Nueva York y parte dispuesta a conquistar la Gran Manzana y el mundo entero!

Artículo relacionado

La vida de la protagonista de 'Los Gipsy Kings' dio un giro de 180 grados desde que se convirtió en madre. El rumbo de los acontecimientos tras una experiencia tan transformadora como aquella no fueron como esperaba y La Rebe y el padre de su hijo acabaron separándose, suponiendo un golpe durísimo. “Estaba en lo más bajo y quiero intentar algo nuevo en mi vida”, contaba en el arranque de esta nueva temporada del docu-reality.

La Rebe tiene claro que hay una personita por la que tiene que luchar, pero tampoco quiere renunciar a los sueños que ha estado posponiendo tanto tiempo. Convencida de que tiene que "buscarse la vida", con el apoyo de Noemí Salazar, de su madre y de su amiga Lucy, ha apostado por ponerse en las manos de los 'cazatalentos' para gestionar su prometedora carrera como 'influencer'. Si bien, al escuchar "Nueva York", le dio un vértigo tremendo, la idea acabó atrapándola y al grito de "¡Nueva York, allá voy!", la Rebe ha puesto rumbo a la ciudad que nunca duerme con Ramón, que para eso tiene una cámara que les va a venir muy bien para grabar toda su aventura.

Artículo relacionado

Sin duda, la familia Jiménez no va a dejar indiferente a los neoyorquinos y la Rebe va volver a Madrid con un álbum de fotos que para sí lo quisiera su gran amiga Estela Grande. Ya la estamos viendo desplegando todo el glamour en lugares tan icónicos como Times Square, el puente de Brooklyn, Central Park o frente a los escaparates de las carísimas tiendas de la Quinta Avenida, cual Audrey Hepburn en 'Desayuno con diamantes'. La Rebe está haciendo todo lo posible por cambiar el signo de su vida. Ambición y carisma no le faltan para triunfar.