Aunque Oriana Marzoli tiene más que aprendido cómo funcionan los realities (le ‘salieron’ los dientes con 'Mujeres y hombres y viceversa', participó en 'Supervivientes' y e hizo las Américas en el concurso 'Doble tentación'), poco parece acordarse. Hace menos de 24 horas que entró en la casa de Gran Hermano VIP y la reina del gloss ya ha tenido la primera bronca con Aramís Fuster. Y sí, como era de esperar, ha perdido la paciencia.

Artículo relacionado

No ha llegado a los berrinches de 'Supervivientes', tampoco a los arrebatos que le hicieron perder la (poca) paciencia en Chile, pero Oriana ya ha demostrado que su paso por el concurso no será discreto. Nada más arrancar el concurso, y cuando todo debería ser felicidad e ilusión, la ex tronista y la vidente se enzarzaron de lo lindo.

Orina, que ni perdona ni olvida, le recordó a la máxima autoridad en ocultismo que la había criticado. "Me dijo un insulto de hace mil años", le espetó. Y Aramis, que entró guerra, le respondió: “yo he venido aquí a que el público se divierta, se enganchen a Gran Hermano y nos reírnos una jartá".

Y esta declaración no pudo gustar menos a la reina del gloss. "Eres una falsa. Antes me has pedido perdón y ahora estás echando mierda". La trifulca se zanjó de la manera más escatológica, como no podía ser de otra manera, por parte de la catalana: "¡mierda, las cabras! ¡Vamos a llevarnos bien!"