Apenas llevaban unos minutos en la casa de 'GH VIP 7' cuando Alba Carrillo y Antonio David Flores tuvieron su primer desencuentro. La tensión reinó entre ellos durante los primeros días de convivencia, todo por rencores y rencillas de fuera de Guadalix, donde la modelo es íntima amiga de Rocío Carrasco, la ex mujer de Antonio David, y Fidel Albiac. Pero parece que en la casa de Gran Hermano todo está cambiando de forma irremediable entre ellos.

Artículo relacionado

Los días han pasado y las circunstancias han logrado lo que parecía imposible, que Alba Carrillo y Antonio David acerquen posturas y hasta sean amigos. Así, el ex guardia civil se convirtió en el mejor apoyo de la modelo cuando esta estuvo a punto de abandonar por sus constantes conflictos con Hugo Castejón y Adara Molinero y cada vez que Alba sufre un bajón.

Alba Carrillo y Antonio David han protagonizado una bonita escena, en la que él la consuela de la forma más tierna. Mientras Alba estaba en el confesionario llorando, entró Antonio David para escucharla y consolarla. "Cálmate y respira. Respira por favor Alba. No se te puede ir de las manos", le decía el padre de Rocío Flores, a lo que ella respondía: "Ya pero es que estoy pensando en fuera". "Ya gorda -así la llama de forma cariñosa-, pero escúchame una cosa… Nosotros tenemos fuera cosas, ¿vale? No hables más de eso. Contra más se habla, más se comenta", le ha aconsejado.

Alba rompió a llorar de forma desconsolada y Antonio David no dejó de abrazarle y darle besos en la frente hasta que estuvo más tranquila: "Hazme caso por favor, hazme caso. Cálmate, ¿vale?". Más abrazos. "Gracias David", dijo Alba mirándole a los ojos y respondiéndole con un sentido abrazo. ¿Cómo habrá sentado esta escena a Rocío Carrasco? Se nos ponen los pelos de punta.