La noche del miércoles al jueves fue de lo más intensa en la casa de Guadalix de la Sierra. La audiencia decidió que fuera Gianmarco el exconcursante que pasara una noche con las finalistas de 'GH VIP 7' y, por fin, se produjo ese encuentro con Adara. Tras la visita de la semana pasada, tanto Adara como el italiano se quedaron con ganas de más. Gianmarco se quedó roto con la frialdad de su compañera y desde entonces la exazafata no deja de pensar en las palabras que le dijo: "haz lo que sientas". Y vaya noche de pasión han tenido. Ha habido mucho romanticismo y con la marcha del italiano, Adara se ha derrumbado.

Artículo relacionado

"Cada vez estábamos más cerca. Sentía su respiración...", decía mientras describía el momento a la vez que reconocía que no había sido solo un beso sino "uno tras otro". Y después de tanta pasión, ha acabado rota y llena de lágrimas en el confesionario. Allí, como hizo en su día Laura de GH 12, le mandó un mensaje a su pareja. Ahora ya, con estas palabras, Hugo Sierra es ya expareja. Adara ya lo tiene más que decidido, la balanza está con Gianmarco.

"Es muy fuerte tener que decirlo por aquí. No tengo otra forma de decírselo a Hugo", ha comenzado diciendo. En ese momento, la concursante ya estaba llorando por el dolor que iba a causarle al padre de su hijo. "Si le he hecho daño… de verdad, que no sé cómo ha podido pasar, pero es lo que siento", se disculpó. Y por fin, se lanzó a contar todo lo que llevaba tiempo reprimiendo y que unas horas antes ya se había declarado con el estudiante de Derecho. "Me he enamorado de Gianmarco. Que me perdone, de verdad", zanjó en la conversación con el Súper tras una noche de besos y caricias con el italiano.