Aunque va "con pies de plomo", Adara Molinero no puede estar más feliz al lado de Rodri Fuertes. Tal y como ella confesó a 'Lecturas' hace unos meses, su inesperada ruptura con Gianmarco le 'empujó' a los brazos del madrileño quien había sido su enemigo durante años pero que estuvo a su lado cuando el italiano la dejó completamente sola en medio de una pandemia.

Artículo relacionado

Con miedo pero con ganas de vivir, la ganadora de 'GH VIP 7' decidió apostar por su relación con el ex de Bea Retamal y por el momento no le ha ido nada mal. Después de sus románticas escapadas a Ibiza y Grecia, la pareja ya se ha instalado definitivamente en Madrid para dar la bienvenida al nuevo curso. Cine, cenas para dos, jornadas de gimnasio... lo hacen todo juntos.

Adara y Rodri stories

Aunque intentan mantener su romance alejado de las redes sociales, la propia Adara confirmaba que se ven casi a diario, eso sí, habrá que esperar para verles compartir techo: "Si algo he aprendido es que correr no es bueno", confesaba recientemente. Este sábado, aprovechaban para disfrutar de una cena en una conocida terraza de la capital, sin embargo, parece que la madrileña no contaba con la bajada extrema de grados en todo el país y escogió un estilismo demasiado veraniego.

Tal y como reflejan las imágenes que compartieron en sus respectivos perfiles de Instagram, Rodri llevaba una sobrecamisa a rayas que terminó la noche sobre Adara para refugiarse del frío. Un gesto de caballerosidad y romanticismo que no ha pasado desapercibido para nosotros. No nos extraña que a la exgran hermana se le caiga la baba con su chico. Hay que recordar que hace apenas unos días el madrileño la sorprendió con un collar del que la joven se enamoró durante sus vacaciones en Creta. ¡Qué bonito es el amor!