Si un peligro tiene el verano es que nos relajamos tanto que igual acabamos pecando más de la cuenta y subiendo algún kilo en la báscula. Un hecho habitual y diríamos que naturalmente humano que no es ningún delito, más bien todo lo contrario, pero que si eres deportista de élite te puede hacer pasar algún mal rato que otro. Y si no que se lo digan a Chicharito Hernández.

Artículo relacionado

El futbolista del West Ham United de la Premier League, que fue padre el pasado 16 de junio, ha sorprendido a propios y extraños con una nueva figura más redondeada y que se aleja del six pack que, en plena temporada, suele lucir. El mexicano ha reconocido que ha engordado entre 6 y 7 kilos durante su descanso estival, lo que le ha puesto en el disparadero de los haters.

El propio Chicharito subió un vídeo a internet en el que aparece junto a su fisioterapeuta sin camiseta, y es un frame de esa escena lo que precisamente se ha hecho viral. El delantero aparece en ropa interior y con un nuevo estado físico. Tras esto son muchos los que hablan de sobrepeso, lo que igual parece un pelín exagerado, e incluso han pedido su despedida del fútbol.

Pero hay una realidad y es que, efectivamente, el ex novio de la actriz Andrea Duro ha disfrutado, se ha dejado llevar y ha engordado unos cuantos kilos. Pero ya ha tomado cartas en el asunto y ha contado que se ha puesto a dieta.

Tres kilos ha perdido el futbolista en su primera semana de recorte y actividad física, y va a por todas. Chicharito pasa de todas las críticas y ya está inmerso en su puesta a punto para darlo todo en la siguiente temporada de fútbol.