Rocío Carrasco no se ha callado nada y ha dado todos los detalles habidos y por haber de su boda con Fidel Albiac. El décimo episodio de Rocío: contar la verdad para seguir viva ha vuelto a revolucionar la vida del clan Mohedano y la hija de Rocío Jurado no piensa dejarse nada en el tintero. Tras reconocer que no invitó a su hija, Rocío Flores a su enlace, la presentadora se ha manifestado por primera vez sobre la razón por la que Rosa Benito decidió no asistir si ya estaba más que preparada.

Artículo relacionado

"Invité a mi tío Antonio, a Chayo con Andrés y sus hijos, a mi tía Rosa, a mi familia que no es televisiva. No invito a Amador ni a Gloria ni a José Antonio. Tampoco invité a mis hermanos Gloria Camila y José Fernando, porque no tenía ningún tipo de relación. Rosa Benito, creo, que según me han contado posteriormente, ya saliendo de la peluquería peinada y todo para asistir a la boda recibió una llamada y optó por reclinar la invitación", ha comenzado explicando Rocío Carrasco y asegurando por activa y por pasiva que sí invitó a Rosa Benito pero fue ella quien se negó a ir.

"A última hora por presiones familiares, la parte contraria le hicieron decidir entre boda o balcón y se ha quedado con el balcón", ha continuado Rocío Carrasco destapando públicamente la coacción a la que estuvo sometida Rosa Benito.

Artículo relacionado

"No me duele que no vaya. Una cosa es que yo tenga una relación con ella porque con ella he tenido una buena relación en mi vida y la invite porque la quiera y otra que me importa o duela el que no viniera", ha rematado dejando constancia de que, a pesar de la ausencia de la colaboradora de 'Ya es mediodía", fue un día mágico y muy esperado, aunque un tanto polémico.