El coronavirus sigue dando mazazos emocionales. En esta ocasión, tal como ha informado la Ser, se ha cobrado la vida de Lucía Bosé, matriarca del famoso clan de artistas. La actriz italiana, musa del neorrealismo italiano y esposa del torero Luis Miguel Dominguín, ha fallecido este lunes 23 de marzo a los 89 años a consecuencia de una neumonía por complicaciones del virus. Lucía ha fallecido en su casa de Brieva, en Segovia, tal como habrían informado fuentes cercanas a la familia a ese medio.

Artículo relacionado

Un tremendo golpe para su familia y para todas las personas que admiraban el talento y el carisma de la diva italiana del poderoso cabello azul. Dado el confinamiento obligado por el estado de alarma, por el momento poca información hay al respeto, salvo que también con Lucía se han llevado a cabo los protocolos de aislamiento. Un triste y abrupto adiós, como el resto de víctimas que deja el virus, el drama desgarrador que trae esta terrible pandemia.

Artículo relacionado

Por el momento, la familia no se ha pronunciado al respecto, pero imaginamos el dolor insondable que debe inundarles. El inesperado fallecimiento de Lucía Bosé, que estuvo casada con Luis Miguel Dominguín doce años, entre la década de los cincuenta y los sesenta, se ha producido tres años después de la muerte de su nieta, Bimba Bosé a consecuencia del cáncer.

Los últimos años de Lucía fueron especialmente convulsos debido a la controvertida separación de su hijo Miguel Bosé con Nacho Palau, y por la polémica guerra judicial contra su 'tata' por unos dibujos de Pablo Picasso, amigo de la familia y padrino de Paola Dominguín. Muy activa hasta el final de sus días, la hemos visto recientemente apadrinando exposiciones de arte, y en apariciones televisivas en 'Sábado Deluxe' y 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition'.