El escritor, ensayista, articulista y urbanista Luis Racionero ha fallecido hoy domingo a los 80 años. Nacido en 1940 en La Seu d'Urgell (Lleida), fue un hombre que dominó las ciencias y las letras. Además de su prolífica trayectoria como escritor, estudió Ingeniería Industrial en Barcelona, además de licenciarse en Ciencias Económicas, donde después impartió clases de Microeconomía. También se formó en Urbanismo en Berkeley, California, y fue profesor de la Escuela de Arquitectura de Barcelona y de la Facultad de Ciencias Económicas.

Además de numerosos libros ('Del paro al ocio', 'El Mediterráneo y los bárbaros del norte', 'Oriente y Occidente' o 'Sobrevivir a un gran amor', entre otros) y varios premios literarios, fue un hombre muy vinculado a la prensa, colaborando en numerosos medios de prensa escrita, sobre todo en La Vanguardia.

También se acercó al mundo de la política, primero con los nacionalistas de Esquerra Repúblicana y, posteriormente, con el PP. Bajo el gobierno de José María Aznar, Luis Racionero fue director del Colegio de España en París y, después, de la Biblioteca Nacional.

Su vida amorosa fue muy agitada. Su relación más mediática fue, sin duda, la que mantuvo con Elena Ochoa –actual lady Foster–, con la que se casó en secreto en 1991 en La Torre del Remei (Girona), aunque unas fotografías robadas fueron publicadas en la prensa de la época. Estuvieron casados solo tres años y rompieron cuando el todavía matrimonio se despazó a Inglaterra, tal y como recordaba nuestra colaboradora Pilar Eyre en El Mundo.

"En 1991 protagonizó boda por todo lo alto con el escritor Luis Racionero, hoy director de la Biblioteca Nacional. «Estuvimos casados tres años. ¿Que cómo la definiría? Mucha energía, mucha voluntad y una mujer muy trabajadora». El último año de matrimonio lo pasaron en Cambridge, donde Racionero daba un curso de Urbanismo y Elena de Psiquiatría. «A finales de invierno decidimos separarnos y yo ya me volví solo a Madrid. Ella se quedó algo más, y supongo que fue entonces cuando conoció a Foster». En esa época Elena escribía en el diario El País y por la redacción del rotativo se cuenta que se tenía como hobby rastrear la paternidad de los artículos en diversas revistas médicas inglesas", escribió Pilar.

Luis Racionero y Elena Ochoa