Como cada jueves, Tamara Falcó ha ocupado su silla como colaboradora de 'El Hormiguero', una reaparición muy esperada no solo por cómo se encuentra tras la polémica ruptura con Íñigo Onieva sino por todo el revuelo que se ha causado entorno a sus controvertidas declaraciones en México. La hija de Isabel Preysler negaba la mayor y aseguraba que se habían sacado sus palabras de contexto: "Para mí esto es especialmente difícil. Estaba hablando sobre mi ex y yo estaba explicando las razones por las cuales pensaba que hoy en día no podía tener una familia con él. En ningún momento hice ninguna alusión a ningún colectivo", explicaba a la vez que pedía perdón por si alguien se había sentido ofendido.

Artículo recomendado

Tamara Falcó está agotando en Mango el vestido midi que más favorece a todos los cuerpos

Tamara Falcó
Tamara Falcó

Tamara Falcó en 'El Hormiguero'

Atresmedia

La tertulia abordaba el uso de los filtros en redes sociales: "Yo de vez en cuando pongo algún filtro pero de vez en cuando hay que bajar a la realidad", admitía Nuria Roca entre risas, momento en el que Tamara Falcó ha hecho público que además de los filtros existen una serie de elementos que favorecen (y mucho) ya sea en sesiones de fotos o en televisión.

Haciendo gala de su naturalidad, la marquesa de Griñón revelaba el detalle que reclamó a 'El Hormiguero' hace solo unas semanas para verse mucho más favorecida en televisión: "Nosotros tenemos una luz especial que hemos pedido esta temporada para salir más guapas". Cristina Pardo, sorprendida, preguntaba quién lo había pedido y Tamara admitía que había sido ella.

Artículo recomendado

Tamara Falcó se defiende sobre sus polémicas declaraciones: "Está sacado de contexto"

Tamara Falcó en El Hormiguero

Tal y como han mostrado en directo, se trata de una luz que está colocada en la propia mesa y que da una iluminación frontal a todos los colaboradores aportándole una imagen mucho más depurada.

Luces Hormiguero
Atresmedia

Tamara Falcó corta para siempre con Íñigo Onieva

El deseo de Tamara Falcó es pasar página y no volver a hablar de Íñigo Onieva. Firme en su decisión, la marquesa de Griñón ha roto el último vínculo que le quedaba con el empresario. Este miércoles, era un hombre de confianza de Isabel Preysler quien se trasladaba al piso que durante dos años ha compartido la pareja en el centro de Madrid y sacaba algunas cajas con enseres personales de Tamara, un gesto que pone de manifiesto que la joven no tiene intención alguna de volver a pisar ese domicilio.