Luján Argüelles y Carlos Sánchez Arenas, padre de su hija, decidían poner punto y final a su relación de siete años hace apenas unos meses. La noticia saltaba a la luz pública el pasado mes de agosto y la presentadora, siempre muy hermética con todo lo concerniente privada, prefería darle naturalidad y llevarlo con la mayor discreción a pesar del evidente dolor que conlleva una separación. Ahora, Luján al fin ha hablado de su separación y lo ha hecho en exclusiva para Lecturas.

Artículo relacionado

En unas declaraciones en exclusiva para esta revista, Luján Argüelles ha afirmado que se encuentra bien y que la separación también ha ido bien. "Con Carli, bien. Muy bien. Siempre lo he dicho: Nosotros éramos muy amigos desde hacía mucho tiempo. Y eso siempre seguirá siendo así", ha explicado muy serena.

Luján y su ex pareja han roto su relación pero siempre estarán unidos por su mayor proyecto en común: "se llama Miranda y es el proyecto más importante de mi vida", ha contado a Lecturas. Aunque se desconocen los motivos de la ruptura, la periodista se ha volcado en el calor de su familia y su única prioridad es el bienestar de su hija.

Luján Arguelles y Carlos Sánchez

"Para los niños, es más fácil ahora. Parejas que se separan son muy habituales en la sociedad actual y los niños le dan una naturalidad que quizás es la que tiene que ser. Hay padres que pueden tomar caminos diferentes y seguir asumiendo sus responsabilidades y sus funciones, y hay padres que están juntos y no saben asumir ni las responsabilidades ni el proyecto que tienen en común. Nosotros somos de los primeros. Lo asumimos todo de manera natural, ordenada y armónica", ha contado en esta entrevista en exclusiva para Lecturas.

La vida amorosa de Luján Argüelles

Antes de conocer a Carlos, Luján estuvo casada con el exjugador de baloncesto, Benjamín de la Fuente, una relación que se rompía solo tres años después de la boda. La llegada de el empresario fue un regalo para la presentadora quien volvía a creer en el amor. A lo largo de estos años han compartido fiestas y momentos tan felices como la llegada al mundo de su única hija. Sea como fuere, Luján siempre ha reconocido ser una mujer muy enamoradiza, así que quien sabe... Quizás el amor vuelva a llamar a su puerta.