El cariño y la bondad son siempre el mejor pronóstico”, decíaJulia Otero hace apenas una semana al anunciar que padece cáncer y que iba a ausentarse un tiempo de la radio para someterse a un tratamiento oncológico. El suyo fue en todo momento un discurso en positivo, sabiendo que el cariño que la rodea es, en este difícil momento, una de sus principales bazas para afrontar el cáncer. Sobre todo el amor de su hija, Candela, a la que hemos visto muy pendiente de ella en las primeras imágenes de la periodista tras anunciar su enfermedad.

Artículo relacionado

Candela –que es médico como su padre, Josep Martínez, con quien Julia comparte su vida desde hace 27 años– se ha convertido en el gran apoyo de Julia. Las imágenes del reportaje exclusivo de Lecturas ponen de manifiesto la estrecha relación que tienen madre e hija, y su gran sintonía.

Julia Otero ha dejado temporalmente ‘Julia en la onda’, su programa en Onda Cero, donde anunció que padece cáncer. Su hija Candela no lo ha dudado ni un momento y ha intensificado los cuidados y las atenciones hacia su madre. A pesar del delicado momento de salud, la querida periodista lo afronta con positividad. La secuencia de fotos que publica Lecturas en exclusiva desprende el ánimo sereno y la calidez que Candela sabe que su madre necesita ahora más que nunca.

Artículo relacionado

Julia, que a los 19 años fue operada hasta en seis ocasiones por una tumoración abdominal, se ha sentido siempre muy unida a Candela, y, a pesar de ser muy celosa de su vida privada, no ha podido evitar presumir de hija, recientemente mientras ejercía de médico en plena pandemia.