Menuda sorpresa la que se ha llevado Eugenia Martínez de Irujo por su cumpleaños.La hija de la que fuera duquesa de Alba cumplió ayer viernes 53 años, y hoy se ha mostrado muy emocionada al compartir las imágenes de la fiesta sorpresa en la que disfrutó como nunca. Los encargados de organizarla fueron su hija Tara Rivera y su novio Narcís Rebollo. Ambos se convirtieron en los organizadores perfectos y, muy cómplices, engañaron a la diseñadora para que no sospechara absolutamente nada. A juzgar por la cara que puso al llegar a casa y ver que allí estaban familiares y amigos, se puede comprobar que la sorpresa fue enorme.

Artículo recomendado

Eugenia Martínez de Irujo aclara por qué no asistió a la misa en recuerdo a su madre, Cayetana de Alba

Eugenia Martínez de Irujo

Eugenia Martínez de Irujo primero se quedó en shock, pero tras asimilar lo que estaba sucediendo empezó a abrazar a su hija Tana, a Narcís y a otros de sus invitados. Entre ellos no faltaba su hermano Fernando, con el que mantiene una relación muy estrecha. A partir de ahí Eugenia vivió una tarde de lo más distendida en la que no faltó una espectacular tarta para que soplara las velas. Si quieres ver cómo fueron los momentos más destacados de la fiesta de Eugenia Martínez de Irujo y la emoción que vivió junto a su hija, su novio, su hermano y sus amigos… ¡Dale al play!

De esta forma, Tana Rivera le ha devuelto a su madre la sorpresa. Eugenia Martínez de Irujo organizó el pasado octubre una fiesta a su hija por su cumpleaños en la que la joven disfrutó en grande. Estas son nuevas muestras de la complicidad que existe entre ellas. Además, este no es el único gesto que en estos días ha tenido Tana por el 53 cumpleaños de su madre. La joven también le ha dedicado un mensaje precioso en Instagram con el que ha gritado lo mucho que la quiere y en el que ha asegurado que es “mi persona favorita”.