La entrevista exclusiva de Adara a Lecturas que ha visto la luz este lunes está dando mucho qué hablar. El titular: "Voy a vivir con Hugo, Gianmarco tendrá que esperar", ha levantado mucha polémica y ya ha tenido consecuencias al respecto, entre ellas la huida del italiano a su Italia natal y un mensaje enigmático por parte de Hugo Sierra.

Al margen de ese triángulo amoroso, Adara se ha convertido en la flamante y merecida para muchos ganadora de este concurso y ya se ha comentado qué es lo que la joven piensa hacer con el dinero. Ya dentro de la casa, su compañera Mila Ximénez le aconsejaba guardar el dinero para ella y su hijo, una recomendación que no ha olvidado.

Artículo relacionado

adara

En dicha conversación con Lecturas, Adara sabe perfectamente qué es lo que va a hacer con los 100.000 euros del maletín más el precio de su caché: "Quiero un techito para mí y para mi bebé". Sin embargo, se muestra dudosa al decidir en qué lugar desearía adquirir esa casa: "Todavía no lo se". Y es que aunque en un principio su idea era volver a Madrid, al lado de su madre, también existe la posibilidad de que elija Alicante, ciudad donde reside su padre, o Palma de Mallorca.

La salida de Adara de la casa de Guadalix de la Sierra no está siendo fácil, ella es consciente de que lo que vivió en Guadalix es "un mundo irreal", y ahora tiene que enfrentarse a los cambios radicales que ha experimentado su vida tras sus declaraciones sobre el estado real de su relación con el padre de su hijo. Pero si hay algo que no se cansa de repetir es que su hijo Martín es su única prioridad en estos momentos.