Oriana Marzoli ha conseguido un nuevo récord en un reality, en este caso La Casa Fuerte. No, no es abandonar en tiempo récord, es pelearse con sus compañeros de programa y, además, tener jaleo con la gente de fuera. ¿Cómo? Por sus actos del pasado. Su examiga Violeta Mangriñán ni olvida ni perdona lo que dijo de ella…

Artículo relacionado

En su último vídeo para Mtmad, la exsuperviviente ha sido sincera con la nueva etapa que está viviendo. “Cada vez me gusta más ser colaboradora de televisión y no el mundo reality. Sé que soy carne de televisión, porque soy una tía bastante agresiva y me encantan las cámaras”, reconoce, “pero cada vez que tenía una pelea con una choni o con alguien del mundillo, yo pensaba que eso no era lo que quería”. “La vida son fases y yo ya he pasado la de estar gritándome con chonis, rebajándome a su nivel. Yo no soy como muchas chicas que veo en el mundo Mediaset, y no soy así”, cuenta sin atreverse a dar nombres.

Artículo relacionado

Pero aunque ella no dé nombres, pues asegura que lo hace para no dar más contenido a su adversaria verbal, muchos reconocen en la descripción de los hechos que narra a Oriana, que pasó de ser su amiga a su enemiga más letal. “Esa chica, con la que no tengo nada que ver, dijo muchas mentiras en su canal, entre ellas, que yo era racista, eso me ha traído muchísimos insultos e infinidad de problemas”. “¿Por qué tengo que aguantar que una chica que ha sido mi amiga, con la que he tenido relación, diga esas mentiras y vomite su odio? Lo he puesto en manos de mi abogada y le hemos puesto una demanda, que le habrá llegado la semana pasada. No me voy a poner a gritar con esa persona en un plató, que es lo que ella querría. Yo lo he pasado muy mal con ese tema, la gente me ha dicho cosas muy feas”, dice contundente. “Lo que ella quiere es que yo diga cosas sobre ella, que podría haberlo hecho, pero no lo voy a hacer y podría haberle hecho mucho más daño del que ella me ha hecho a mí. Ya no quiero eso en mi vida. No quiero pelearme con una choni no quiero rebajarme a su nivel. Ahora llevo las cosas por lo legal”.