El buen tiempo ha llevado al equipo de 'Viva la vida' a comenzar el programa desde los exteriores de Mediaset. Emma García se ponía al frente del programa junto a Asraf, que ha respondido con rotundidad a las últimas declaraciones de Kiko Rivera. Tras un primer avance, la presentadora le abría la puerta del coche al novio de Isa Pantoja para poner rumbo al plató cuando el conductor del coche ha arrancado sin ella.

Artículo recomendado

Emma García, con vaqueros y kimono, firma el look que las mujeres de más de 40 copiarán

Emma García, con vaqueros y kimono, firma el look que las mujeres de más de 40 copiarán

Emma García corría tras el coche pero los impresionantes tacones le jugaban una mala pasada. "¡Casi me matan!", exclamaba la vasca después de un fuerte tropiezo del que se ha repuesto por arte de magia. La presentadora, de 48 años, no podía evitar echarse a reír por la situación y advertía a los espectadores que no se trataba de ninguna broma: "¿Cómo se os ocurre dejarme ahí al sol?, y mi regidora muerta de risa en vez de ayudarme. Me dejaban ahí y casi me caigo", se quejaba.

Emma García se tropieza

Emma García se tropieza en directo en sus altísimos tacones

Mediaset

Haciendo gala de su profesionalidad, Emma García ha seguido adelante con el programa sin hacer referencia al dolor que ha tenido que sentir. Ya de vuelta en plató, la presentadora reconocía públicamente que a lo largo de los años se ha torcido los tobillos en infinidad de ocasiones: "En mi vida no sabéis las veces que me he retorcido los tobillos, me ha pasado tantas veces que me han dicho que tengo los tobillos de chicle", contaba.

Artículo recomendado

El mensaje más tierno de Emma García a su madre en su peor momento

El mensaje más tierno de Emma García a su madre en su peor momento

"Puedo hacer cosas muy raras pero aquí estoy. Me he pegado un susto que no veas...", confesaba consciente de que podía haber acabado en el suelo. "Estoy viendo a mi madre ‘Ay por favor Emma’", contaba entre risas.

Si hay una prenda que define a Emma García son los zapatos con tacón XXL, su seña de identidad. A lo largo de sus años de carrera los ha lucido de todas las formas y colores pero todos tenían algo en común, llevar un tacón de más de 10 centímetros para así ganar en altura y estilizar más si cabe su figura.