Qué mejor manera de inaugurar las vacaciones que ponerse en remojo y aliviar así el calor propio de la canícula. Emma García, presentadora de 'Viva la vida', ha vivido una temporada muy dura en la que ha tenido que lidiar con temas tan dolorosos como la pérdida de Mila, una gran amiga del programa, o la marcha de Irene Rosales, una de las colaboradoras top que nos ponía al cabo de la calle de todos los conflictos entre Kiko Rivera y su madre, Isabel Pantoja. "Te has ganado un hueco en este programa y en nuestro corazón. Has sido un gran descubrimiento. Has sido auténtica. No has puesto trabas a nada. Para nosotros ha sido un lujo y un placer", le dijo Emma a Irene en su despedida.

Ahora Emma se ha tomado unas merecidas vacaciones con vistas a recargar pilas y volver con más fuerza el próximo mes de septiembre.

Artículo relacionado

Al borde de una inmensa piscina y tocada con un sombrero de paja para protegerse de los fuertes rayos solares, Emma nos pone los dientes largos a todos aquellos que aún no hemos podido cogernos unos días de descanso. "¿Quién se anima a un chapuzón? 😃😘", escribe Emma.

Emma García sabe que ha dejado el programa en muy buenas manos. Durante las próximas semanas será Toñi Moreno –hoy empieza– quien se ponga al frente de 'Viva la vida', un espacio que ella conoce sobradamente ya que lo condujo en sus inicios y también el pasado verano.

Mientras, Emma seguirá disfrutando de su marido, Aitor, y de su hija, Uxue. Recientemente, Emma reveló que lo que peor lleva su hija es la fama de su madre y que la reconozcan en todas partes. Y es que Uxue es una adolescente que, es ley de vida, en breve preferirá irse de vacaciones con sus amigos antes que con su famosa madre.