Elena Tablada ha pasado unas semanas bastante complicadas. A distintas polémicas se ha sumado la dolorosa pérdida de su abuela, Elena Moura, que fallecía a los 92 años víctima del coronavirus dejando a la diseñadora y su familia desolada. Este miércoles, las Tablada han rendido un nuevo homenaje a Moura en una misa en su memoria en la que la ex de Bisbal se ha mostrado más tranquila, a pesar de la tristeza.

Artículo relacionado

Su última aparición ante los medios estuvo cargada de polémica. Y es que Elena Tablada recibió numerosas y duras críticas por llevar al funeral de su abuela a su hija Ella Bisbal. La ex de David Bisbal no se cortó un pelo y contestó a todos los que se atrevieron a criticar su decisión de que su hija le acompañara en el emotivo adiós a la matriarca de su familia.

Elena Tablada misa abuela
Gtres

"Como crío a mi hija lo decido yo. Lo pienso, lo medito y lo estudio mucho y lo decido yo. Si la llevo a un funeral es porque ella me lo pidió, porque tenían una conexión especial. Si entienden la muerte les enseñará a valorar la vida. Agradezco vuestra opinión pero no me importa", dijo Elena Tablada muy contundente a través de sus 'stories' de Instagram. Ella quería asistir al último adiós de su bisabuela y Elena Tablada ha dado su consentimiento y ha actuado según ha creído conveniente: "No haberla dejado acudir al funeral nos hubiese pesado a las dos tarde o temprano", remató la mujer de Javier Ungría.

En esta ocasión, Elena Tablada ha asistido a este último adiós a su abuela en solitario y más tranquila, aunque sin ocultar su pesar tras esta pérdida irreparable.