La guerra entre David Bisbal y Elena Tablada por la presencia en redes sociales de la hija de ambos sigue abierta. Y eso a pesar de que el pasado 10 de septiembre, la justicia dictaminó que la madre de la pequeña debía eliminar todo el contenido asociado a campañas publicitarias en el que apareciera la pequeña. Pero la diseñadora aún no ha borrado nada desafiando así la decisión judicial y exponiéndose a las posibles consecuencias de su rebeldía.

Artículo relacionado

Elena Tablada lo ha dejado bien claro en Socialité, las fotos de su hija Ella continúan en su perfil de Instagram y por lo que parece, ahí se van a quedar. "Las fotos están ahí, es mi hija y están ahí", ha declarado a dicho programa. David Bisbal reclamó ante la justicia después de una amarga polémica a raíz de la entrevista que la diseñadora concedió a Viva la Vida hace ahora un año. Entonces ella se quejaba de que Rosanna Zanetti, pareja del cantante, publicara imágenes con la niña.

Pero fue Bisbal el que la demandó con el fin de proteger la intimidad de la pequeña y es que no estaba de acuerdo con que su hija apareciera en las publicaciones publicitarias ni a cara descubierta en las que su madre la sacaba. La batalla judicial prosiguió su curso y ahora ya no quedan recursos posibles. El juez sentenció que Tablada debía eliminar de su perfil todas esas imágenes... pero ella no lo ha hecho.

¿A qué se expone? A una posible multa semanal mientras no atienda a las demandas de la justicia y a volver al juzgado para dar explicaciones de porqué no ha acatado la decisión judicial. La batalla entre ambos está alcanzando cotas nunca vistas hasta ahora y habrá que esperar para ver cómo concluye.