No cabe duda de que Elena Furiase pasa por un momento de felicidad en muchos sentidos, personal y profesionalmente. La hija de Lolita sigue creciendo como actriz, empresaria e influencer y todo ello lo compagina con el mejor papel de vida: el de madre.

Artículo relacionado

La joven, de 31 años, se convirtió en mamá el pasado 12 de octubre, diez meses de amor absoluto por Noah que ha revolucionado su vida a todos los niveles. Elena se derrite de amor por su bebé y no para de gritárselo al mundo, no obstante acaba de publicar la que es, sin duda, su declaración de amor más brutal.

"Él mira las luces. Yo miro a mi Luz... #noah", ha escrito la hija de Lolita Flores en Instagram junto a una bonita fotografía en la que aparece con el pequeño cogido en brazos.

Noah es la luz y el delirio de la actriz y su pareja, el músico Gonzalo Sierra, una felicidad que les ha abierto mucho más a la hora de compartir sus sentimientos con el resto del mundo. "Ser madre me ha hecho más sabia", decía Elena Furiase en una de sus entrevistas tras ser mamá.

Y es que, con tantas emociones desbocadas, cada día para ella es un reto físico y emocional, un momento único al que no le importa, a pesar de su discreción, que nos asomemos vía redes sociales.