Íñigo Onieva está completamente desaparecido. Desde que envió el comunicado en el que reconoció su infidelidad a Tamara Falcó, el empresario no ha dado señales de vida. Tamara Falcó reapareció en redes para anunciar que asistiría al evento de ayer, dio la cara ante la prensa contando lo sucedido con su ya exnovio… Pero él ha preferido callar y no hacer aparición. Lo poco que se conocía hasta el momento es que Íñigo estaba en casa de su madre, Carolina Molas. Tanto ella como los hermanos del ex de Tamara han entrado y salido constantemente en los últimos días. Pero ahora se ha sabido que él por fin ha salido del domicilio para refugiarse en un buen amigo, Javier Ungría, el ex de Elena Tablada.

Artículo recomendado

¿Qué le han parecido las palabras de Tamara Falcó? Íñigo Onieva reacciona desde su escondite

¿Qué le han parecido las palabras de Tamara Falcó? Íñigo Onieva reacciona desde su escondite

Tal y como ha contado Carlos Pérez-Gimeno en ‘Crónica rosa’, de Federico Jiménez Losantos, Íñigo Onieva se ha reunido con su amigo Javier Ungría en el restaurante que este último tiene en Madrid. Según han contado, el aspecto del exnovio de Tamara Falcó en este encuentro con uno de sus grandes apoyos en estos momentos, era el de un hombre afectado, sin levantar cabeza y con rostro triste. De hecho, han asegurado que por mucho que Javier ha intentado consolar al exyerno de Isabel Preysler, no ha habido manera de lograrlo por lo mal lo estaría pasando.

Iñigo Onieva

Teniendo en cuenta que no hay imágenes de Íñigo Onieva en los últimos días, todo apunta a que estaría intentando pasar desapercibido y no ser captado por las cámaras en estos momentos marcados por su ruptura con Tamara Falcó. Tal y como dijo su madre hace unos días, en estos momentos se encuentra triste y no lo está pasando nada bien. Pero no le queda otra que acostumbrarse a esta nueva situación, porque debido a su engaño, Tamara no está dispuesta a volver con él.