Ya lo adelantó ella misma en su última entrevista en 'Sábado Deluxe': "La vida sigue". Con estas declaraciones, Paz Padilla quería dejar claro que su luto no pasaba por quedarse en casa sino por disfrutar de ese recuerdo inquebrantable que le ha dejado su marido y conseguir volver a ser feliz, aunque sea de otra manera.

Artículo relacionado

Esa vuelta a la normalidad implica, por qué no, disfrutar (mientras nos dejen) de una velada entre amigos. Paz aprovechaba este jueves para visitar su local en Villaviciosa de Odón junto a su hija, su yerno y un grupo de amigos. Unas horas de desconexión en las que a juzgar por las diferentes publicaciones que ha compartido en redes sociales se lo pasaron en grande y es que juntos hacen un tándem perfecto.

Paz Padilla

Sin embargo, fue al final de la cita cuando se percató de la coincidencia que le unía a su hija Anna. ¡Ambas estaban vestidas iguales! "Coincidimos", escribía la humorista junto a una imagen en la que lucían el mismo look: camiseta y pantalón de color negro. Eso sí, mientras la joven completó su estilismo con unas zapatillas de color blanco, Paz lo hizo con unos botines también negros. "Gemelas", respondió la influencer.

Pero al margen de esta divertida sincronía estilística, en las instantáneas es más que evidente el orgullo que la presentadora siente hacia su única hija y que ni quiere ni pretende ocultar. La imagen habla por si sola y la forma en la que Padilla mira a su hija es de dicha absoluta. "Eres la persona más fuerte que conozco ¡Mi guerrera de la vida! Te quiero Anna", le escribía hace algunos meses como mensaje de agradecimiento por permanecer a su lado en el momento más complicado de su vida.