Carmen Borrego ha relatado este domingo en 'Viva la Vida', apenas unas horas antes de la emisión de los dos nuevos capítulos del documental 'Rocío, contar la verdad para seguir viva', el auténtico pánico que se vivió en el hospital el día que Rocío Carrasco y Fidel Albiac tuvieron un gravísimo accidente de tráfico que casi les cuesta la vida y del que salió muy mal parada la hija de Rocío Jurado.

Artículo relacionado

El brutal accidente de coche que tuvo lugar el 12 de febrero de 2000 por exceso de velocidad del marido de Rocío Carrasco tuvo graves consecuencias familiares, ya que la familia materna de la madre de Rocío Flores tomó distancia con Albiac desde ese momento y su actitud con él ha sido determinante en los siguientes años y prácticamente hasta la actualidad. "Fidel me cuenta que José Ortega Cano, Amador Mohedano y Pedro Carrasco le echaron de la habitación del hospital. Primero porque no se fían de él", ha empezado contado Carmen Borrego, gran amiga y casi familia de Rocío Carrasco y su marido Fidel.

Carmen Borrego

Carmen Borrego, amiga de Rocío Carrasco.

Mediaset

Carmen Borrego ha explicado que había muchísimo nerviosismo en esas horas e hicieron con Fidel Albiac "lo que no hicieron con Antonio David Flores, porque era el padre de los nietos de Rocío Jurado". "Rocío Carrasco se vuelve loca cuando sabe que le han echado a Fidel, él también estaba mal tras el accidente", ha explicado a Emma García.

Artículo relacionado

La hija menor de María Teresa Campos ha explicado que ese día ella se lleva a Fidel. "Él estaba destrozado, esa noche Fidel durmió en mi casa", ha explicado. Y ha querido matizar: "Luego me lo agradecieron, me lo agradeció quien me lo tenía que agradecer que es mi amiga Rocío Carrasco".

Cuando Rocío Carrasco y Fidel Albiac tuvieron su accidente hacía solo cuatro meses que había empezado su relación. A pesar de la presión que tenía que soportar por parte de su exmarido, a Rocío Carrasco se le había abierto una posibilidad de ser feliz junto a otro hombre pero la familia de la hija de Rocío Jurado no acogió de buen agrado a su nueva pareja y fueron los amigos de ella quien le arroparon y así lo siguen haciendo actualmente.