En diciembre de 2015, Sofía Suescun era una de las mujeres más famosas del país al alzarse con la corona de ‘Gran Hermano 16’. Lo que muy pocos conocían era el drama que vivió la navarra nada más abandonar la casa de Guadalix de la Sierra. Las autoridades le alertaron de que se habían hallado vídeos suyos de cuando tenía 14 años y acudió a hacerse unas sesiones de fotos a una agencia de modelos regentada por un ex míster Navarra.

Artículo relacionado

Denunció al verse en vídeo

“Recibí una llamada de la policía foral de Navarra diciendo que habían encontrado unos vídeos míos cambiándome de ropa con este señor dentro de la sala tocándome. Bueno, pues fui a ver los vídeos y… Ya os podéis imaginar. Lo hice delante de dos policías y pasé una vergüenza tremenda. No sabía qué cara poner, la situación fue superincómoda. Se veía algo muy fuerte”, recordaba Sofía en ‘Ya es mediodía’.

Artículo relacionado

Un experto manipulador

Sofía denunció a su agresor, Daniel L. O., y supo que este había grabado en secreto a 129 chicas, casi la mitad de ellas menores de edad en su día. “Este señor era un experto en manipular. Te hacía ver que lo que él te mandaba hacer era algo normal y tenías que aceptarlo. Te hacía sentir orgullosa de ser ‘la preferida’ del jefe”, rememora.

“Tengo recuerdos de él mandándome ir a la agencia. ‘Tráete tal conjuntito’, me decía. Y yo toda inocente me iba con mi conjuntito de ropa interior porque me iba a hacer un desfile de bikinis... Recuerdo cómo iba cogiendo confianza y construyendo esa unión, haciéndote creer que eras especial... Y yo encantada, imagínate la manipulación", ha lamentado.

->Podrás leer el reportaje completo en tu revista Lecturas.