Aunque llevaba varios años viviendo en Reino Unido, parece que Jessica Bueno no se acostumbra a la mala climatología, al menos eso ha dejado entrever en su última publicación en Instagram. Tras un viaje fugaz a Madrid, donde se enfrentó a sus primeros exámenes, Jessica Bueno regresaba a Vitoria, donde reside desde el pasado mes de septiembre, para reencontrarse con su marido y sus dos hijos.

"Pues nada, otro fin de semana con lluvia", escribía Jessica Bueno junto a un vídeo donde mostraba la masa de agua que caía sobre la ciudad vasca y su cara de desazón lo decía todo. Sevillana de pro, la modelo lleva un tanto mal el frío y es que por muchos años que pase lejos de la capital hispalense hay cosas que no cambian.

Artículo relacionado

Jessica Bueno

Jessica Bueno 'cansada' de la lluvia de Vitoria 

Instagram @jessica_bueno

Sin embargo, la joven, embaraza de cuatro meses del que será su tercer hijo, cogía las botas de agua y el paragüas, y no dudaba en salir a la calle con los pequeños de la casa. A juzgar por las imágenes que ha publicado, Fran y Jota han disfrutado de lo lindo de este aguacero pese a la evidente 'amargura' que le produce a Jessica que dadas las restricciones sanitarias lleva meses sin poder visitar a su familia.

Una casa de lujo en un enclave natural

Situada en un enclave natural envidiable, se trata de un chalet de dos plantas completamente acristalado y rodeado de un bosque en el que hay veces que reciben la presencia de cervatillos. Si de algo puede presumir el País Vasco es el de tener uno de los mejores paisajes naturales de nuestro país. Cada día, la modelo disfruta del aire limpio mientras pasea a sus perros: aunque esa recién estrenada vida esté ligada irremediablemente al frío y la lluvia.