Si bien 'Llorando en la limo' es uno de sus himnos, es menos triste secarse las lágrimas con billetes. Esta podría ser una descripción más o menos precisa de C. Tangana, una de las figuras más estimulantes del panorama musical actual y que este lunes visita 'El Hormiguero' para presentar su último disco 'El Madrileño'. Mientras Pablo Motos cruza los dedos para no sufrir uno de los famosos plantones de C. Tangana, resulta más interesante cómo ha sabido sacar rédito económico a la languidez romántica y, sobre todo, al despecho que tiñen sus versos. Palabras envenenadas que han alimentado el morbo después de que se haya señalado a su expareja, la cantante Rosalía, como la destinataria de algunas de ellas.

Artículo relacionado

C. Tangana es un trapero que se siente cómodo en el terreno de la polémica, por lo que es totalmente plausible que sea deliberado. No en vano, han sido en gran parte esos reproches nacidos de relaciones tormentosas los que le han catapultado de la escena independiente a firmar con Sony "el contrato más grande en España de todo el gremio" en 2015, que además renovaba el año pasado. El artista madrileño está alojado en la fama, a pesar de que, tras este importante espaldarazo a su carrera, a quien le acusó de vendido. La historia de siempre con diferente nombre, pero que C. Tangana ha respondido con la combinación (para él) perfecta: arrogancia y éxitos donde explota esa otra cara de romántico rencoroso borracho de fama.

Artículo relacionado

Y, de nuevo, un nuevo contraste que le hacen tan interesante. La arrogancia que muestra en su imagen pública, difiere de la modestia con la que habla de esa fortuna por la que parece querer pasar de puntillas en sus entrevistas. En 2018, se produjo una de esas contadas ocasiones en las que ha respondido a esta cuestión. Fue en 'La resistencia', programa presentado por David Broncano, que aseguró que tenía 40.000 euros en el banco y el resto "invertido en mí mismo".

Sin embargo, según la información de sus bolos, su patrimonio rebasaría sobradamente esa cantidad. Tal como declaró el el alcalde de Valladolid en Twitter, en 2019, a C. Tangana se le pagó "25.000 euros más IVA". Y, aunque después se le abonó menos cantidad por "incumplimiento de contrato", los 88.000 euros que habría cobrado el trapero por su concierto en Ceuta de 2019, dan bastantes pistas de por dónde se situaría su verdadero capital. Sin contar que los contratos de publicidad con marcas como Loewe, Calvin Klein o Gucci no se han resentido lo más mínimo a pesar de sus controvertidas declaraciones.