La llamada telefónica de Gloria Mohedano a 'Sálvame' del pasado miércoles ha abierto la caja de Pandora. Tras las duras declaraciones de la hermana de Rocío Jurado a su sobrina en las que le increpaba su actitud con el resto de la familia y en particular con sus dos hijos, han aparecido en escena Rosa Benito y su hija Chayo.

Artículo relacionado

La colaboradora de 'Ya es mediodía', fuera de sí, hizo público su enfado con Rocío Carrasco: "¿Qué es lo que ha hecho sino vivir de su madre?", declaraba la expeluquera para sorpresa de todos. Pues bien, Rosario Mohedano no se ha quedado atrás. Cuando creíamos que era el único miembro de la familia que tenía algún tipo de relación con Rocío nada más lejos de la realidad.

Chayo ha elegido su perfil de Instagram para dar unas declaraciones que no han pasado desapercibidas para nadie. La cantante ha respondido a algunas de las preguntas de sus seguidores y no ha tenido reparos en hablar sobre el tema que atañe a su familia.

Rosario Mohedano

Aunque no ha dado nombres, ha reconocido que para ella la familia es lo más importante y no habría nada que pudiera distanciarles: "Yo por mis hijos no tiraría la toalla nunca. Para mí lo más importante es la familia", pero lejos de quedarse ahí le enviaba un recadito a su prima: "En todas las familias hay una oveja negra, no os digo cuál es la mía...", un ataque velado a su prima Rocío Carrasco.

A pesar de los continuos ataques, la hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco se sigue manteniendo en su lugar y prefiere mantener silencio aunque según Marisa Martín Blázquez estaría preparando su reaparición para hablar, por fin, de su realidad y explicar qué la ha llevado a actuar de esta manera durante más de siete años.