La cantante Alaska no era como los otros niños. Ella misma se ha definido como "una vieja" cuando era pequeña y es que según ha relatado en 'Cena con mamá' "cuando los niños llegan a una casa toquetean todo, corretean... yo me quedaba quieta. Era una vieja, me estaba quietecita, me gustaba estar con mayores y escucharles". Pero no fue eso lo que provocó que sufriese acoso escolar cuando tan solo tenía 10 años.

Artículo relacionado

Acababa de llegar a España y era su primer día de colegio. "Me dijo que se metían con ella en el colegio porque hablaba con acento mexicano", ha relatado la madre de Alaska, América Jova. Ella ha confesado que en ese momento le dijo que se volvían a méxico, que no habían venido para sufrir. Sin embargo, Alaska se llenó de determinación y "al día siguiente se puso el uniforme del colegio y cuando volvió ya hablaba como los demás, no sé cómo lo hizo". "Decía 'macho', 'leche', 'de verdad'...", añadía la propia cantante.