su lado más sensible

Jordi Cruz y la emotiva carta que le dedicó a su madre en 'Cena con Mamá'

El jurado de MasterChef, tres estrellas Michelin, hizo una cena homenaje para su madre en el programa de Cayetana Guillén-Cuervo y consiguió emocionarnos a todos.

Actualizado a

1 /9

1 / 9

jordi cruz cena con mama

2 / 9

jordi cruz cena con mama

3 / 9

jordi cruz cena con mama

4 / 9

jordi cruz cena con mama

5 / 9

jordi cruz cena con mama

6 / 9

jordi cruz cena con mama

7 / 9

jordi cruz cena con mama

8 / 9

jordi cruz cena con mama

Jordi Cruz siempre da esa imagen de duro y súper exigente cuando ejerce de jurado de MasterChef. Pero el catalán, que tiene en su haber 3 estrellas Michelín y consiguió la primera con tan solo 24 años, tiene su corazoncito y lo mostró ayer en 'Cena con Mamá', el programa que presenta Cayetana Guillén-Cuervo en La 1 de TVE. De hecho, fue capaz de hacer que se le escapara una lagrimita a más de uno con la emotiva carta que le dedicó a su madre, a que también regaló un viaje a Egipto.

Relacionado con esta noticia

"Me preguntan sobre mis inicios sobre cocinero. Siempre cuento la anécdota de las judías con patatas a los 8 o aquella ocasión en la que intenté hacer una salsa boloñesa a los 10. Pero más allá de las anécdotas, sé que soy lo que soy por muchos más motivos y eres el eje central de toda esa vida de locos que me ha llevado a ser alguien más o menos de provecho", comenzaba diciendo el chef.

"Siempre he tenido la sensación de que no estabas contenta por cómo habían ido las cosas y no me refiero en plan perfeccionista exigente, rollo Jordi Cruz de MasterChef, me parece que no estás contenta porque piensas que no lo hiciste bien. Tengo que decirte que me parece surrealista y es por varios motivos. Cuando echo la vista atrás lo hago con una increíble nostalgia, no puedo señalar nada de esos años, ninguna cosa que, fuera buena o mala, no me sirviera para aprender todo lo necesario. Vivimos intensamente aquellos años, crecimos rápido, intuimos que la vida podía ser increíble pero a la vez que nada era gratuito y cualquier tipo de felicidad requería de trabajo, principios, constancia y tesón. No puedo imaginar una educación más necesaria y real. No cambiaría ni uno solo de esos recuerdos por nada del mundo. Puedo entender cómo te sientes. A menudo vivo las mismas sensaciones. Si he hecho muchas cosas y me exijo cada día es porque siempre, al igual que tú, pienso que no hecho todo lo necesario. Por más horas, motivación y lágrimas invertidas nunca es suficiente. Y qué quieres que te diga, cuando uno ha hecho casi todo lo que podía, ¿qué más se puede pedir?

Mira cómo es la cosa que tú por un lado no paras de hacerte reproches y yo por mi parte no puedo hacer otra que agradecerte todo lo que has hecho todos estos años. Tienes unos hijos fantásticos, con sus cositas, claro. Pero creo que puedes estar muy orgullosa pues son buenas personas y gracias a ti han tenido todo lo necesario para vivir intensamente sus vidas.

Me metí en este berenjenal que es mi vida única y exclusivamente porque quería que tú y papá estuvieseis orgullosos de mi. Ahora intentaré hacer lo mismo que te exijo: disfrutar más de ti y del resto de nuestra maravillosa familia. Es momento de coger nuestras vidas por los cuernos, reír, disfrutar, hacer lo que nos apetezca sin sentirnos culpables todo el rato.

Sé que hablo en nombre de todos los que importan cuando te digo que estamos muy orgullosos de ti. Solo espero que tú lo estés de ti misma y que de una vez por todas te hagas el regalo de disfrutar de tus pequeños que, aunque no te lo parezca, siguen estando a tu lado pues eres, y siempre serás, el eje imprescindible de nuestras vidas", concluía Jordi la misiva después de haber hecho llorar a su madre con sus bonitas palabras.

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?