Cayetano Martínez de Irujo sigue teniendo serios problemas abdominales, tanto que lleva ya ocho ingresos –nueve con el actual– en los últimos seis años. En septiembre pasado tuvo que ser intervenido de urgencia de una obstrucción intestinal y esta semana ha vuelto a ingresar en el Hospital de la Luz, en Madrid por esos dolores que le aquejan de manera recurrente.

Si hace unos días recibió la visita de su hermano, Fernando Martínez de Irujo, ahora ha sido su novia, Bárbara Mirjan, la que acudió a verlo al hospital para apoyarlo y animarlo en estos difíciles momentos.

Artículo relacionado

Bárbara Mirjan
Gtres

En su anterior ingreso, Cayetano se lamentó de que ninguno de sus hermanos lo hubiera visitado, lo que interpretó que estaban enfadados con él ya que acababa de publicar un explosivo libro de memorias, 'De Cayetana a Cayetano', que no gustó en absoluto a la plana mayor de los hijos de la fallecida duquesa de Alba. Tras aquello, Cayetano tildó a sus hermanos de "inhumanos".

Artículo relacionado

Sí recibió entonces la visita de sus hijos mellizos e, incluso, la de su ex, Genoveva Casanova, detalle que hizo temer por la gravedad del estado de Cayetano. En esta ocasión, afortunadamente, no parece que el estado de salud sea tan preocupante como lo fue hace unos meses. De hecho, Cayetano llegó al hospital por su propio pie.

Por suerte, siendo como es un hombre deportista, Cayetano suele rehacerse rápidamente de estos embates que le da la salud. La presencia a su lado de Bárbara, 30 años más joven que él, es también un acicate muy importante. Como él mismo ha confesado, nunca había sido tan feliz como lo es ahora con Bárbara.